Miércoles, Enero 24, 2018
   
Text Size

Boricuas se adueñan de Nueva York

Share Link: Share Link: Bookmark Google Yahoo MyWeb Del.icio.us Digg Facebook Myspace Reddit Ma.gnolia Technorati Stumble Upon

 NUEVA YORK (AP) — La Quinta Avenida de Manhattan se cubrió de azul, rojo y blanco el domingo para celebrar el decimosexto Desfile Nacional Puertorriqueño, que este año celebró el orgullo boricua con más de 80.000 personas marchando a pie y en decenas de carrozas.

Banderas puertorriqueñas, trompetas, silbatos y movimientos de cadera a ritmos de salsa dominaron la celebración anual que se adueñó de la arteria más famosa de Manhattan, desde la calle 44 hasta la 79.

El desfile cobró una atención especial este año de cara a la visita del presidente Barack Obama a Puerto Rico el martes. Es la primera vez que un presidente estadounidense visita Puerto Rico de forma oficial desde 1961, cuando lo hizo el ex mandatario John F. Kennedy.

"Ya era hora", dijo Roberto Cruz, un puertorriqueño de 46 años que llegó a las siete de la mañana a la Quinta Avenida para poder ver el espectáculo de cerca. "A ver si el gobierno trata de conseguir más empleo para la gente de la isla, y más educación".

Se esperaba que 2,5 millones de espectadores gozaran del desfile, en el que destacó el actor estadounidense John Leguizamo, quien saludaba desde un vehículo descapotable, y los bailes de cientos de niñas con vestidos de colores y flores en el pelo.

La congresista hispana Nydia Velázquez dijo antes de desfilar junto al alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, que la visita de Obama a la isla es "sumamente importante... es un gran mensaje. Pero también es importante que el presidente tenga la oportunidad de escuchar a los diferentes sectores de Puerto Rico y ver la realidad de Puerto Rico", declaró.

Agregó que durante su campaña electoral Obama "dijo que quería ser también el presidente de los puertorriqueños de la isla y yo creo que éste es un momento oportuno para que ataque aquellos problemas que obviamente están afectando a Puerto Rico, sobre todo en el área económica y en el área ambiental".

Lissette Villafane, quien viajó desde Springfield, Massachusetts, para ver el desfile junto a su marido Héctor, no se mostró muy optimista respecto a la visita oficial del mandatario.

"El (Obama) tiene que arreglar primero lo que ocurre aquí, porque es el mismo país, y lo que pasa aquí es lo que nos afecta a nosotros", dijo la puertorriqueña de 45 años, quien nació en la ciudad de Comerío y trabaja en un asilo de ancianos.

La tasa de desempleo en Puerto Rico es de aproximadamente el 16,2% y el nivel de violencia ha aumentado significativamente en la isla.

Miles de boricuas ondeaban, sin embargo, sus banderas el domingo y gritaban de alegría al ver pasar las más de 80 carrozas del desfile. El multitudinario acontecimiento empezó con el corte de cinta que hicieron Bloomberg, Leguizamo, Velázquez, el gobernador del estado Andrew Cuomo y otras personalidades como Víctor González, el primer piloto puertorriqueño en NASCAR y los Grandes Mariscales del desfile, Robert Unanue, presidente de Goya Foods Inc y Carlos Unanue, presidente de Goya Foods Puerto Rico.

A ritmo de tambores y los gritos de emoción del público, los políticos y miembros de organizaciones de zonas como Guanica, Patillas o Salinas, en la isla, marcharon hacia el norte de Manhattan saludando al público y sonriendo. El desfile de este año fue dedicado al municipio de Cabo Rojo, marcando así el 240 aniversario de su fundación.

Los políticos pararon un momento frente a la catedral de San Pablo para estrechar la mano del arzobispo de Nueva York Timothy Dolan, una tradición que se celebra cada año.

Al desfile no le faltó su controversia. La empresa de cerveza MillerCoors tuvo que retirar su campaña "Emborícuate" días antes de la celebración porque varios grupos puertorriqueños consideraron que asociaba a la comunidad con el exceso de alcohol. Denunciaron que el mensaje subliminal era, de hecho, "emborráchate". La campaña tenía como propósito promover el desfile.

"Nunca produciríamos publicidad en ningún barrio o comunidad que sugiera, anime o apoye la acción de emborracharse", aseguró la empresa en un comunicado la semana pasada.

Los cantantes Tito Nieves y Tito El Bambino participaron en el desfile, al igual que la famosa banda de salsa, El Gran Combo, cuyos miembros fueron designados Reyes del Desfile.

Madelyn Lugo, la presidenta del desfile, dijo que la celebración está dedicada este año a celebrar "la belleza natural de Puerto Rico".

"El desfile del día de hoy representa mucho porque nosotros hemos empezado a educar a la comunidad y celebrar las bellezas naturales que este planeta nos ofrece", dijo Lugo a la AP.

"Además, la visita de Obama representa una esperanza para los puertorriqueños. Si él va ahora, queremos ver qué tipo de trabajos él va a ofrecer a la gente de la isla, que tanto necesitan", agregó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ad 1

shopper

Ad 2

BLACKSTONE
advertise