Domingo, Noviembre 19, 2017
   
Text Size

Preocupa seguridad de material radioactivo industrial en EEUU

Share Link: Share Link: Bookmark Google Yahoo MyWeb Del.icio.us Digg Facebook Myspace Reddit Ma.gnolia Technorati Stumble Upon

La prevención de un incidente radioactivo es una prioridad para los gobiernos, y en el caso de Estados Unidos es sin duda parte de su política de seguridad nacional. Y no se trata solamente de los mayores extremos, como es el caso de la producción de material para la creación de armas nucleares o la explosión en pruebas de alguna de ellas por parte de países hostiles, sino de contrarrestar también amenazas internas relacionadas con productos radioactivos no militares y de uso médico o industrial.

Un informe oficial que la Oficina de Fiscalización Gubernamental (OFG) presentó ante un comité del Senado analiza este último aspecto: la amplia existencia en territorio de Estados Unidos de materiales radioactivos que se utilizan en actividades como la producción de petróleo y gas, la medicina nuclear y la esterilización de alimentos y la industria aeroespacial. El mal uso de esos materiales puede crear amenazas importantes para las personas y grupos de población localizados en las cercanías.

Según el reporte, una amenaza tangible es el robo de material industrial radioactivo y su uso posterior para fines criminales y terroristas perpetrados por individuos locales o externos. Una prueba del riesgo es el reciente robo en México de contenedores radioactivos usados para fines médicos. Aunque el material fue recuperado, la posibilidad de que fuera utilizado con fines delictivos fue real. Y eso ha sucedido también en territorio estadounidense.

La OFG visitó 33 instalaciones industriales en Estados Unidos que manejan material radioactivo. Encontró, por ejemplo, que una unidad de Iridio-192, altamente radioactiva, fue robada de un camión estacionado junto a un hotel y nunca se recuperó. En otra ocasión un individuo con antecedentes criminales y que incluso había proferido amenazas terroristas se hizo pasar por un inspector de seguridad y trató de entrar a una instalación donde se guarda material industrial radioactivo. No se le permitió el paso al sujeto pero sí se dieron momentos de tensión. En otro caso, se halló que un equipo de material radioactivo colocado en un dispositivo con ruedas estaba a unos pasos de una puerta provista solo de una cerradura simple, que fácilmente podría haber sido rota.

Además, la selección del personal que tiene acceso a ese material es asunto crítico. En un caso, según la OFG, se detectó que  un individuo con graves antecedentes criminales y vigilado por el FBI recibió acceso sin supervisión a áreas con material radioactivo. Su historial delictivo incluía amenazas terroristas pero esa información no se le hizo llegar a la entidad que concede la certificación a esos trabajadores.

A la fecha no se han registrado incidentes de ataques con material radioactivo dentro de Estados Unidos, pero el riesgo no puede descartarse y las autoridades están conscientes de la necesidad de reforzar la seguridad en la materia. Por ello, las autoridades han evaluado sus procedimientos y prácticas en el cuidado y resguardo de materiales radioactivos industriales y en la revisión exhaustiva de las personas que tienen acceso a ello, indica la OFG. Y también se han puesto a la tarea de perfeccionar tecnologías para detectar materiales radioactivos móviles, para poder actuar en el caso de un robo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ad 1

shopper

Ad 2

BLACKSTONE
advertise