Lunes, Enero 22, 2018
   
Text Size

Digo Yo.. Me Parece

Share Link: Share Link: Bookmark Google Yahoo MyWeb Del.icio.us Digg Facebook Myspace Reddit Ma.gnolia Technorati Stumble Upon

Tremendo lío el que se ha buscado Ozzie Guillén, dirigente del equipo de béisbol de los Marlins de Miami. Aparentemente Ozzie, por expresar su forma de pensar metió los pies al decir para una entrevista de una revista que el “adoraba a Fidel Castro y lo admiraba por los años que había estado bajo el mando en Cuba”. Esto cayó como una bomba a los residentes cubanos que habitan en Miami, donde la administración del equipo ha construido un nuevo parque a un costo de más de 630 millones de dólares con todos los adelantos que usted pueda imaginar. Este parque ha sido construido en un sector que se conoce como la Pequeña Habana donde se concentra la gran mayoría de los fanáticos cubanos e hispanos en general. Guillén se ha visto obligado a retractarse y a pedir disculpas ya que la situación ha sido tal que los cubanos no se conforman con nada menos de verlo ser despedido o que renuncie como dirigente del equipo. La gerencia le ha castigado con la suspensión de cinco juegos. Y, hasta donde tengo entendido, el Comisionado de Béisbol, ha estado de acuerdo sobre la suspensión de Guillén.

Posiblemente, Ozzie Guillén trató de aprovechar la oportunidad que cada ciudadano tiene en este país de expresarse libremente. Sin temor a represalias. Ozzie Guillén, solo hizo eso. Manifestar su forma de pensar con relación a la pregunta que le fue hecha. Me imagino que él no estuvo considerando las consecuencias políticas que su respuesta implicaría entre los seguidores de los Marlins, especialmente los de origen Cubano. De otra forma pienso que cuando uno es una figura pública debe abstenerse o estar pendiente de contestaciones donde se pueda poner en tela de juicio la seriedad e integridad del entrevistado.

Después de haber pedio excusas en tan dramática forma, demostrando sinceridad por, según él, haberse equivocado, el dirigente de los Marlins debe ser permitido continuar con su labor de dirigir – para lo cual fue contratado y no para dar opiniones de cosas que el mismo dijo no conoce – y olvidar la posibilidad de despedirlo. Si el dejarlo cesante ocurriera podríamos asumir que ha sido tan solo por razones económicas. Quizás por una notable merma de asistencia al parque o simplemente debido a sus comentarios sobre Fidel Castro por los cuales algunos cubanos continúen impulsando la idea de boicotear la compra de boletos y la asistencia al parque. He tenido muchas amistades cubanas. Básicamente todas heridas por la cantidad de decisiones absurdas de Fidel Castro. Todos decidieron continuar su lucha desde acá. Pero, independientemente de sus consideraciones ideológicas, a todos le he dicho que creo que Fidel Castro es un hombre inteligente que no ha sabido usar este don de Dios para bien de los cubanos y la humanidad en general. Creo estar en total desacuerdo con su ideología política. Siempre han respetado mi opinión y mi libertad a la libre expresión. DIGO YO…ME PARECE.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ad 1

shopper

Ad 2

BLACKSTONE
advertise